Martes, 08 de abril de 2008

El alcalde del municipio grancanario de Santa Lucía, Silverio Matos (Nueva Canarias), expresó hoy su sorpresa por su imputación en la "operación Palmera", sobre presunta corrupción urbanística, y confió en que el caso se archive.

A su salida de los juzgados de San Bartolomé de Tirajana, donde declaró durante más de dos horas con respecto a un expediente urbanístico para un concurso de energía eólica, el edil agregó que, en su opinión, esta acusación tiene un origen político.

Tras su declaración, el titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de San Bartolomé de Tirajana mantuvo al edil la imputación por un delito de prevaricación y le añadió otro delito de "abuso en el ejercicio de sus funciones (uso de información privilegiada)".

"Espero que absolutamente todos ustedes estén presentes cuando se archive o sobresea el tema", expresó el alcalde en relación a la difusión de su comparecencia y del resultado del procedimiento abierto.

"Para nosotros ha sido una sorpresa", aseveró, porque "el único objetivo que tiene el Ayuntamiento es trabajar por los vecinos y vecinas, gestionar bien, y no entendemos este tema".

"Mi modesta opinión -concluyó-, es que se debe a un tema político".

El representante legal de la parte denunciante detalló que la apertura de un procedimiento en la vía penal se ha debido a que en la vía administrativa no se cumplieron todos los pasos previstos en la ley de procedimientos administrativos en el expediente urbanístico referido.

Que no se siguieran todos los pasos legales, advirtió, "no significa que sean nulos de pleno derecho", pues "pueden ser anulables", tampoco que sean finalmente constitutivos de delito, lo que decidirá el juez a la vista de las investigaciones, las declaraciones y la presentación de nuevas pruebas solicitadas hoy por el Ministerio Fiscal.

La denuncia fue presentada en 2007 y se refiere a un expediente que arrancó en 2005 por el que se agruparon tres parcelas privadas a una municipal porque se obtendría mayor puntuación cuanto mayor fuera la parcela por la cantidad de aerogeneradores que podría albergar, explicó el letrado, que no detalló en qué pasos pudo no haberse actuado correctamente debido al secreto del sumario.

Para la agrupación de terrenos se constituyó una asociación en la que el Ayuntamiento ostentaba el 51 por ciento de las acciones y el resto de las empresas propietarias de terrenos el 49 por ciento, añadió.

Este caso se inició con la denuncia interpuesta por el candidato del Centro de Ansite-CCN Rufino Pérez ante la Guardia Civil por una tramitación urbanística que consideró constitutiva de delito.

El instituto armado inició unas investigaciones cuyos resultados fueron trasladadas a la Justicia.

Pérez recordó que hace un año dio a conocer el caso a la opinión pública, lo que le valió una querella por injurias y calumnias por parte del alcalde.

"Quedé como un mentiroso pero aquí está", dijo ante la presencia de Silverio Matos en los juzgados como imputado en el denominado "caso Palmera".

"Que se sepa quién decía la verdad", añadió.

Pérez dejó el CCN cuando esta formación se unió a Nueva Canarias, a la que pertenece el alcalde, por lo que cambió de abogados y prosigue su acción como miembro de Centro de Ansite, que no tiene representación en el Ayuntamiento, explicó.

En cualquier caso, aseguró no tener "nada en contra" del alcalde y que actúa en defensa de los intereses generales y particulares afectados.

La abogada del Ayuntamiento de Santa Lucía, Isabel del Toro, subrayó que no podía referirse al contenido de las declaraciones prestadas por el alcalde, pero hizo hincapié en su confianza en la Justicia y en su disponibilidad para colaborar en lo necesario.

Concluyó que el alcalde está sereno y tranquilo y confió en que "todo se resuelva a la mayor brevedad posible".


Publicado por ubara @ 19:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios